• Ignacio Arroyo Montes

España es país de autónomos y emprendedores

El número de empresas activas en España en 2020 ascienden a un total de 3.404.428, y han experimentado un crecimiento interanual de un 1,23% desde 2019.


Las empresas sustentadas por personas autónomas y emprendedoras concentran al 56,16% del total, además aumentaron en unos 1,55 puntos desde 2019. Ofreciendo datos exactos, son 1.912.010 personas.



Este hecho desmiente la popular frase de que “España es país de PYMEs”, pues, desde el inicio de la crisis de 2008 no ha ido más que afianzándose que, España, es un país sustentado por autónomos y emprendedores.


El periódico Canaria Semanal de 2017 hace reflexionar sobre el tema con el título: “España: empresas sin trabajadores… trabajadores sin empresas” ya decía que España llevaba 3 años consecutivos perdiendo una media semanal de 321 sociedades que generaban empleo*.


  • Las microempresas, definidas como aquellas de hasta 10 empleados, ocupan al 39,32% de las plantillas de trabajo, de los cuales, la mayor parte están conformadas por dos personas.

  • Las empresas que emplean entre 10 y 20 empleados se agrupan en un 3,68 %. En 2020 solo hubo 46.101 empresas que tuvieron de veinte a cuarenta trabajadores (1,4%).

  • Las empresas con más de 100 empleados en este país suponen el 0,38%, un poco más de 13 mil sociedades.

En agosto de 2018, un artículo de la Vanguardia expone que casi la mitad de las empresas con más de 20 empleados, son empresas maduras, con más de dos décadas de vida, empresas seniors que han sobrevivido a varias situaciones de dificultades y las han superado con mejoras y crecimiento (45,6%)**.


Lo que está claro es que, desde la crisis de 2008, la radiografía empresarial en este país se ha transformado, instaurándose la realidad de un país de autónomos con alta motivación de emprender.


Este grupo lleva más de una década de estabilidad liderando el número de empresas en España. Empresas sin trabajadores o con 1 trabajador o 2, que suponen el 82,81% del músculo empresarial de este país.


Estas empresas necesitan vías de financiación a medida, apoyo a la liquidez y flexibilidad en los pagos. Con la idea de mantener y posteriormente crear riqueza a base de puestos de trabajo y contribuyendo a la mejora del PIB nacional con sus impuestos y sus reinversiones.


Esta sociedad ha poner en valor a los autónomos y emprendedores para fomentar su estabilidad, flexibilidad y su crecimiento. Estas figuras empresariales sustentan gran parte de la economía española, son fundamentales en el aporte de las arcas de la seguridad social, en recaudación del IVA, en pago de impuestos y más aún... hasta en las configuraciones de nuestras ciudades, sus calles con negocios y vida.


Sería interesante que, después de estos años de pandemia, las pequeñas sociedades, autónomos y emprendedores pudieran conseguir una condonación de sus deudas ICO, contraída por mantener la actividad durante la crisis Covid, para no lastrar las capacidades de solvencia. Al igual que por ejemplo, las líneas de financiación “New Generation” se encaminan a financiar acciones a futuro inmediato.


* Acceso a fuente

** Acceso a fuente


Si deseas contactar con Creed España, no dudes en enviarnos tus comentarios a través de nuestro formulario de contacto, nuestro correo electrónico o llamando a nuestro número de teléfono. ¡Estamos aquí para ayudarte!
16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo